Esta es una cuestión que, en ocasiones, surge en las familias donde existen hijos adolescentes. En algunos casos esta circunstancia puede surgir porque el menor reclame su independencia; en otros, pueden ser los propios padres quienes consideren que efectivamente tiene ya juicio suficiente para actuar por sí mismo. Sea cual fuera el punto de partida, conviene saber en qué consiste exactamente la emancipación y que limitaciones presenta.

La emancipación legal es una figura prevista para aquellas personas mayores de dieciséis años y menores de dieciocho, las cuales desean ser independientes de sus progenitores. Quien es declarado emancipado legalmente podrá regir su persona y bienes como si fuera mayor de edad, aunque con algunas limitaciones. Así, necesitará autorización de sus padres pedir dinero a préstamo, así como para gravar o transmitir inmuebles, establecimientos mercantiles o industriales, y bienes de extraordinario valor.

Los emancipados poseen, por tanto, una capacidad de obrar limitada. La capacidad de obrar plena solo se obtendrá al cumplir la mayoría de edad.

¿Cómo se obtiene la emancipación?

La pregunta más frecuente en estos casos, además de lo dicho, es cómo puede obtenerse la emancipación. Debemos saber que existen cuatro vías para ello:

  • En primer lugar, como hemos señalado, la emancipación se producirá al cumplir la mayoría de edad. En este primer caso, como es lógico, no sería necesario hacer ningún trámite.
  • En segundo lugar, la emancipación también se obtiene al contraer matrimonio. A este respecto queremos recordar que la edad mínima para contraer matrimonio en España es, actualmente, dieciséis años.
  • En tercer lugar, la emancipación puede producirse por autorización judicial. En este caso será necesario iniciar un procedimiento judicial. El Juez escuchará a ambas partes y decidirá si procede o no la emancipación, aunque sin autorización de los progenitores, esta situación queda reservada a casos muy concretos.
  • Por último, los padres o tutores que ostenten la patria potestad o autoridad familiar también podrán autorizar la emancipación del menor.

En cualquiera de estos supuestos y, especialmente, en los dos últimos, conviene buscar asesoramiento de un abogado de familia para que explique tanto a los padres como al hijo cómo será el procedimiento y cuáles serán sus derechos y obligaciones. Si necesita más información sobre el tema, recuerde que nuestro Despacho de abogados de Las Palmas se encuentra a su total disposición.