Es posible que usted y su cónyuge estén valorando la posibilidad de pedir el divorcio. La situación es compleja, tanto desde el punto de vista legal como del emocional. Sin embargo, antes de dar cualquier paso y ‘lanzarnos’ a poner una demanda, conviene tener en cuenta algunos aspectos que vamos a comentar.

Como ya hemos mencionado en otros artículos previos, el momento de interponer la demanda es decisivo porque determinará la forma en que se tramitará el divorcio. Existen dos opciones:

  • Demanda presentada por ambos cónyuges conjuntamente, o por uno con el consentimiento del otro. Estos casos dan lugar a que el divorcio se tramite de mutuo acuerdo.
  • Demanda presentada unilateralmente por un solo cónyuge. En dichos casos, el divorcio se tramita como contencioso.

Ambas opciones tienen sus propias características, por lo que se hace indispensable consultar con un abogado matrimonialista para que nos las explique y podamos tomar la decisión de forma razonada. Algunas personas pueden plantear directamente una demanda de divorcio contra su cónyuge (procedimiento contencioso), pero podría ser más conviene para ambos hacerlo de mutuo acuerdo. Así pues, no dude en hablar con un abogado para que le oriente de forma adecuada.

¿Qué hago si tengo hijos?

Como es comprensible, la existencia de hijos es un factor de mucho peso en estas circunstancias. De forma genérica aconsejamos hablar con el niño y explicarle la situación. En función de su edad y grado de madurez, podemos extendernos más o bien ser más concisos y breves.

También queremos añadir que al plantear la demanda de divorcio es posible solicitar ante el Juez la adopción de medidas provisionales, es decir, acordar una serie de efectos mientras se está tramitando el divorcio. Estas medidas pueden versar sobre la custodia de los hijos, el régimen de visita, la atribución a un cónyuge del uso del domicilio familiar, la atribución del ajuar doméstico, etc. Una vez concluya el divorcio, las medidas que se adopten pasarán a ser definitivas.

Esperamos que estos consejos hayan sido de su utilidad. Si lo desea, puede hacernos llegar sus comentarios y sugerencias, así como solicitar una consulta profesional con nuestro Despacho de abogados de Las Palmas. Le atenderemos con la mayor eficacia y profesionalidad.