Existen algunos casos donde, después de un proceso de separación o divorcio, el niño se niega a ver a uno de sus padres. Nos encontramos entonces ante una situación que, lógicamente, no es agradable para ninguna de las partes implicadas, y que puede plantear serias dudas a los progenitores sobre qué se puede hacer. En este artículo vamos a dar respuesta a esta cuestión.

En primer lugar debemos partir de que el niño, unilateralmente, no puede decidir que se incumpla la sentencia judicial. Dicha sentencia judicial tiene carácter vinculante y debe ser cumplida, pues en caso contrario, podría tener consecuencias legales.

¿Cómo actuar si nuestro hijo no quiere ver a su progenitor/a?

Ahora bien, una opción que sí tenemos es la de solicitar una modificación de medidas, es decir: iniciar un proceso en el que pediremos al Juez que se analicen las circunstancias actuales, a fin de que las tenga en cuenta para que pueda dictar otras nuevas medidas, si procede. En estos casos, la demanda donde se solicite la modificación de medidas deberá ir acompañada del respectivo informe psicológico, a fin de que tengamos un respaldo que permita apoyar los argumentos que estamos alegando. El interés que prevalece siempre es el interés superior del menor, por lo que si el Juez considera que deben adoptarse nuevas medidas, ya que las actuales suponen un perjuicio para el bienestar del niño, así lo acordará; en caso contrario, podrá mantener las medidas que se dictaron en su momento.

Otra cuestión importante en estos casos, aunque no decisiva, es la edad y juicio del menor. Efectivamente, la Ley de Enjuiciamiento Civil, en su artículo 770.1.4º, determina que se les oirá, si tuvieren suficiente juicio y, en todo caso, si fueren mayores de 12 años . La Ley de Protección del Menor, en su artículo 9, también se expresa en términos similares.

Lo mejor que podemos hacer, si nuestro hijo no quiere ver a su padre/madre, o si somos nosotros quienes tenemos la custodia y el niño no quiere vernos, es ponernos en contacto con un abogado para que nos ayude con la cuestión. En nuestro Despacho de Las Palmas contamos con una formación altamente cualificada en esta materia, además de amplia experiencia: es por eso que podremos ayudarle si se encuentra en este caso. Solo tiene que solicitar una cita, por teléfono o internet, y nuestro equipo se pondrá en contacto con usted lo antes posible.