Con la situación creada a raíz de la crisis sanitaria causada por el COVID-19, muchas personas vieron paralizados sus trámites de divorcio e, incluso, se vieron en la imposibilidad de comenzar con un nuevo proceso, en los casos en que este aún no se había iniciado. Ante estas circunstancias es normal que se pregunte, si está pasando por una crisis de pareja, si puede comenzar los trámites de un divorcio.

La respuesta es afirmativa, ya que desde principios de junio, los Juzgados están abiertos para todos aquellos procesos ordinarios en materia de Derecho de familia.

De este modo dejan de estar operativos únicamente para cuestiones urgentes, como sí ocurrió en los meses anteriores. Es cierto que en los meses de marzo, abril y principios de mayo se produjo una parada generalizada en el funcionamiento habitual del sistema judicial, debido al confinamiento decreto en España. Los Juzgados se mantuvieron cerrados salvo para cuestiones consideradas de urgencia. Sin embargo, la situación ha ido recuperando paulatinamente la normalidad, por lo que quien necesite presentar una demanda de divorcio, verá satisfecha su pretensión.

Como decimos, en junio se incorporó el 100% del personal que presta servicios en sedes judiciales, de forma que el funcionamiento de los Juzgados en Canarias funciona de manera habitual.

La viceconsejera de Justicia, Carla Vallejo, ya expresó que estaban preparadas las salas para los juicios y que se están celebrando con normalidad tanto juicios presenciales como telemáticos. Esto implica que todas aquellas personas que deseen iniciar los trámites de un divorcio van a poder hacerlo.

Es importante tener en cuenta que los divorcios se pueden tramitar de dos formas distintas: por la vía contenciosa o de mutuo acuerdo.

Se considera contencioso si uno de los cónyuges presenta la demanda de manera unilateral, mientras que será de mutuo acuerdo cuando la demanda es conjunta (o si la presenta un cónyuge con el consentimiento del otro).

Esta última opción suele ser la más recomendada, ya que presenta mayores ventajas.

Le recomendamos en todo caso que se ponga en contacto con nuestros abogados de divorcio, ya que le explicaremos con más detalle las diferencias entre ambos tipos de divorcio y le guiaremos con todos los trámites. Así pues, no dude en solicitar una cita con nuestro Despacho de Las Palmas, por teléfono o a través de nuestra página web, si desea contarnos su caso o si necesita más información.

Haremos todo lo posible por ayudarle de manera satisfactoria.