La custodia de los hijos menores es uno de los aspectos que más preocupa a los cónyuges que están pensando en separarse o divorciarse. El tema puede suscitar aún más dudas cuando se trata de varios hijos. ¿Qué ocurre entonces? Vamos a verlo.

Hay que partir de que los Tribunales tienen en cuenta el principio de no separación entre hermanos, es decir, procurar que todos los hijos comunes puedan permanecer juntos mientras están bajo el cuidado de un progenitor. No obstante, este principio no es absoluto y pueden establecerse otras medidas diferentes, si los intereses de los menores así lo requieren. Por ejemplo, Puede darse el caso de que la diferencia de edad entre hermanos haga más conveniente que uno de los hijos esté con un progenitor y el otro hijo esté con el otro, si uno de los hermanos es un niño de corta edad y el otro es más mayor. Este sería un supuesto en que el principio de no separación entre hermanos podría ceder en base al interés superior del menor, aunque evidentemente, pueden darse también otros supuestos. Debemos guardar la idea clave de que el Juez procurará que los niños no se separen, pero podrá establecer otra cosa distinta si fuera más beneficioso para los niños atendiendo a las circunstancias del caso.

Es habitual que, para determinar cuál sería el régimen de guarda y custodia más adecuado para un caso, los Juzgados lleven a cabo la realización de un informe psicosocial. Se trata de un informe en el que participan varios expertos: un trabajador social y un psicólogo. En este informe, como decimos, se llevan a cabo una serie de entrevistas para valorar las circunstancias personales y familiares que afectan a la relación de los padres con sus hijos. El resultado del informe, aunque no es vinculante para el Juez (es decir, no tiene carácter obligatorio) sí que suele tenerse muy en cuenta, al estar avalado por profesionales. Por tanto, además del citado principio de no separación entre hermanos que suele tenerse en cuenta, también se considerará el resultado del informe psicosocial, si este se realiza.

Dicho esto, es importante que desde que se plantee el divorcio los padres estén asesorados en todo momento por un abogado especializado en Derecho de familia, a fin de que puedan ir resolviendo sus dudas mientras tiene lugar el proceso de separación o divorcio. Por eso, si necesita ayuda con el tema, recuerde que puede contactar con nosotros cuando lo desee. Nuestro Despacho de abogados Las Palmas tiene amplia experiencia en este ámbito legal, habiendo resuelto muchos casos de separaciones y divorcios, incluyendo supuestos en que se debe decidir la guarda y custodia de los niños. Para más información, solo tiene que llamar por teléfono o ponerse en contacto a través de nuestra web y le daremos respuesta lo antes posible.