La sociedad de gananciales es una de las formas en las que puede configurarse el régimen económico del matrimonio. Como ya sabemos, esta sociedad se disuelve con el divorcio, pero ¿existen más causas de disolución? Vamos a verlo en el siguiente artículo.

Efectivamente, este régimen económico puede disolverse por varias circunstancias, las cuales aparecen señaladas en los artículos 1392 y 1393 del Código Civil. En el primer caso, la sociedad de gananciales se disolverá de pleno derecho:

• Cuando se disuelva el matrimonio.
• Cuando sea declarado nulo.
• Cuando se acuerde la separación legal de los cónyuges.
• Cuando los cónyuges convengan un régimen económico distinto en la forma prevenida en el Código Civil.

Se trata de causas que producen la disolución automáticamente, es decir, no será necesario que los cónyuges lo soliciten. Se les conoce también como causas de disolución ipso iure.

Sin embargo, también existen una serie de causas en las que la disolución de los gananciales se producirá a instancia de parte, es decir, si alguno de los cónyuges lo solicita. Los supuestos en los que puede darse este tipo de disolución son los siguientes:

• Si respecto del otro cónyuge se hubieren dispuesto judicialmente medidas de apoyo que impliquen facultades de representación plena en la esfera patrimonial, si hubiere sido declarado ausente o en concurso, o condenado por abandono de familia. Para que la autoridad judicial acuerde la disolución bastará que el cónyuge que la pidiere presente la correspondiente resolución judicial.
• Venir el otro cónyuge realizando por sí solo actos dispositivos o de gestión patrimonial que entrañen fraude, daño o peligro para los derechos del otro en la sociedad.
• Llevar separado de hecho más de un año por acuerdo mutuo o por abandono del hogar.
• Incumplir grave y reiteradamente el deber de informar sobre la marcha y rendimientos de sus actividades económicas.

En cualquiera de ambos casos, la disolución de la sociedad de gananciales (y, por regla general, la posterior liquidación) requerirá de un abogado para su tramitación.

En nuestro Despacho, ubicado en Las Palmas, estamos especializados en Derecho de familia; es por eso que podemos ayudarle si desea llevar a cabo este proceso o cualquier otro relacionado con la materia. Solo tiene que solicitar cita, por teléfono o a través de nuestra web, y valoraremos su caso de forma totalmente personalizada.